Followers

¿Cuáles son los síntomas de la infección crónica de hepatitis B?

Posted by Muaaz jutt Friday, March 11, 2011

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis B crónica?

El hígado es un órgano vital que tiene muchas funciones. Estos incluyen un papel en el sistema inmunológico, la producción de factores de coagulación, que produce la bilis para la digestión, y rompiendo las sustancias tóxicas, etc pacientes con hepatitis crónica B desarrollan síntomas en proporción al grado de anomalías en estas funciones. Los signos y síntomas de la hepatitis B crónica pueden variar ampliamente dependiendo de la severidad del daño hepático. Que van desde pocos signos y relativamente leves y los síntomas a los signos y síntomas de enfermedad grave del hígado como la cirrosis o insuficiencia hepática.

La mayoría de las personas con hepatitis B crónica permanecen sin síntomas durante muchos años o décadas. Durante este tiempo, las pruebas de sangre del paciente por lo general son normales o sólo ligeramente anormales. Algunos pacientes pueden deteriorarse y desarrollar una inflamación o síntomas, poniéndolos en riesgo de desarrollar cirrosis.

La cirrosis del hígado debido a la hepatitis B

La inflamación de la hepatitis B crónica puede progresar a cirrosis (cicatrización severa) del hígado. Importantes cantidades de cicatrización y cirrosis conducir a la disfunción hepática.

Los síntomas pueden incluir:

debilidad,

la fatiga,

pérdida del apetito,

pérdida de peso,

aumento de las mamas en los hombres,

una erupción en las palmas,

dificultad con la coagulación de la sangre, y

araña-como los vasos sanguíneos en la piel.
Disminución de la absorción de las vitaminas A y D pueden causar problemas de visión durante la noche y el adelgazamiento de los huesos (osteoporosis). Los pacientes con cirrosis hepática también corren el riesgo de infecciones debido a que el hígado juega un papel importante en el sistema inmunológico.

Avanzada la cirrosis del hígado debido a la hepatitis B

En pacientes con cirrosis avanzada, el hígado comienza a fallar. Esta es una condición que amenaza la vida.

Varias complicaciones se producen en la cirrosis avanzada:

Confusión e incluso coma (encefalopatía) resulta de la incapacidad del hígado para desintoxicar determinadas sustancias tóxicas.

Aumento de la presión en los vasos sanguíneos del hígado (hipertensión portal) hace que el líquido se acumule en la cavidad abdominal (ascitis) y puede dar lugar a las venas repletas en el tubo para tragar (varices esofágicas), que se desgarra con facilidad y puede causar una hemorragia masiva.

La hipertensión portal también puede causar insuficiencia renal o un agrandamiento del bazo que resulta en una disminución de las células de la sangre y el desarrollo de la anemia, aumento del riesgo de infección y sangrado.

En la cirrosis avanzada, insuficiencia hepática también se traduce en una menor producción de factores de coagulación. Esto provoca anormalidades en la coagulación sanguínea y sangrado espontáneo veces.

Los pacientes con cirrosis avanzada a menudo se desarrollan ictericia porque el hígado dañado no puede eliminar un compuesto de color amarillo, llamado bilirrubina.
Hepatitis B virus de hígado y cáncer primario (carcinoma hepatocelular)

Los pacientes con hepatitis B crónica corren el riesgo de desarrollar cáncer de hígado. La forma en que el cáncer se desarrolla, no se entiende completamente. Los síntomas del cáncer de hígado son inespecíficos. Los pacientes pueden no tener síntomas, o pueden experimentar dolor abdominal y la inflamación, un agrandamiento del hígado, pérdida de peso y fiebre. Las pruebas diagnósticas más útiles de detección de cáncer de hígado es una prueba de sangre para una proteína producida por el cáncer llamada alfa-fetoproteína y un estudio de imagen del ultrasonido del hígado. Estas dos pruebas se utilizan para evaluar a los pacientes con hepatitis B crónica, especialmente si tienen cirrosis o un historial familiar de cáncer de hígado.

Hepatitis B virus de participación de los órganos fuera del hígado (extra-hepática)

En raras ocasiones, la infección por hepatitis B crónica puede conducir a trastornos que afectan a otros órganos que el hígado. Estas condiciones son causadas cuando la respuesta inmune normal a la hepatitis B ataca por error los órganos infectados.

Entre estas condiciones son:

Poliarteritis nodosa: una enfermedad caracterizada por la inflamación de los vasos sanguíneos pequeños en todo el cuerpo. Esta condición puede causar una amplia variedad de síntomas, como debilidad muscular, daño a los nervios, úlceras profundas de la piel, problemas renales, presión arterial alta, fiebre inexplicable, y dolor abdominal.

Glomerulonefritis: otra rara condición, que es la inflamación de las pequeñas unidades de filtración del riñón.

0 comments

Post a Comment

About Me

Blog Archive